Los artículos que aparecen están relacionados con fotógrafos, publicaciones e historia de la fotografía.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Tres besos. Pasaia 1918, Nueva York 1945 y París 1950

Tres fotos con un mismo tema, un beso, un abrazo, tres historia diferentes, tres situaciones. Hechas en tres momentos  por tres fotógrafos y que han tenido una repercusión diferente. La primera hecha en el transcurso de " La Guerra de África " es la despedida  en el puerto de Pasaia, la foto está hecha en 1918 por el fotógrafo donostiarra Ricardo Martin.


                                                         Kutxateka. Fondo Fotocar. Ricardo Martín

La segunda es al acabar la "II Guerra Mundial" el 14 de agosto de 1945 en Time Square en Nueva York hecha por Alfred Eisenstaedt. El fotógrafo en sus memorias escribe lo siguiente "Él andaba sonriente, abrazando y besando a cuanta mujer le pasaba por el lado y entonces decidí seguirlo. Luego vi a la enfermera, me concentré en ella y, como era de esperarse, el marinero se acercó, la tomó en sus brazos y la besó"


                                 Alfred Eisenstaedt

Y la tercera la más conocida es del fotógrafo Robert Doisneau hecha en las cercanías del ayuntamiento de París en 1950 por encargo de la revista Life para un reportaje. Está considerada un icono de la fotografía del siglo XX y una de las más reproducidas en todo tipo de soportes impresos.


                                                                                              Robert Doisneau

viernes, 6 de septiembre de 2013

Construcción de una capital, exposición en la Sala Boulevard de Fundación Kutxa en Donostia. Del 30 de agosto al 13 de octubre de 2013


 Muralla de Donostia.
En la foto de abajo se puede apreciar la primera brecha que se abrió para su derribo en el año 1864. 
Esta foto forma parte de una serie de imágenes encargadas por el Ayuntamiento donostiarra al fotógrafo.
Kutxateka. Fondo Munoa. Autor: Hermenegildo Otero
                                 
Las murallas de una pequeña población de pescadores, como era Donostia, marcaban la vida cotidiana de sus vecinos y la fisonomía del entorno. Los de intramuros, como eran conocidos los que vivían en el
interior, se recogían al toque de queda. Los del exterior, dispersados en cientos de caseríos, se expandían por la vega del Urumea y las marismas que llegaban hasta Añorga.

Pescadores en las marismas de Amara
Kutxateka. Fondo Munoa.
                                 
Cuando se retiró la primera piedra de la muralla a derruir (1863), el espacio urbano fue alcanzando, poco a poco, el tono que hoy conocemos. El boulevard, el túnel de Loretopeko, el Casino, el ensanche Cortázar, la Zurriola, los puentes... una serie de construcciones innovadoras fueron diseñando la ciudad que nunca perdió su semblante frente al mar.


El Cerro de San Bartolomé y sus alrededores antes, durante y después de la II Guerra Carlista (1872-1876).
En 1872 empieza la II Guerra Carlista. Ante esta  amenaza, San Sebastián construyó en 1873 un nuevo muro defensivo (que se puede apreciar en la foto central) desde Santa Catalina hasta San Bartolomé, en sustitución de las desaparecidas murallas. Kutxateka. Fondo Munoa.Autor: Hermenegildo Otero

Los fotógrafos de la época, algunos desconocidos, otros bien conocidos como Hermenegildo Otero, Valentín Marín, Miguel Aguirre e incluso el pintor Rogelio Gordón, dejaron constancia de esa fusión de áreas humanas y de la transformación de una población atrapada durante siglos en el interior de
una ciudad amurallada, en una metrópoli cosmopolita.


Avenida de la Libertad.
En primer término meandro del río Urumea.
Tras su canalización se pudo continuar la construcción de la ciudad añadiendo un segundo ensanche, proyectado también por Cortázar, el arquitecto municipal.
Kutxateka. Fondo Munoa.
                                     

sábado, 31 de agosto de 2013

El ferrocarril, a través de la imagen.

                      

“Viajeros al tren, cien años de fotografía y ferrocarril” es una reedición de un libro en una cuidada publicación de Lunwerg. Los textos han sido realizados por el historiador de la fotografía Publio López Mondéjar y Manuel Maristany, uno de los especialistas más importantes sobre la historia del ferrocarril.
En este volumen podemos encontrar imágenes referentes a Euskal Herria, como es el caso de las fotografías realizadas por Laurent sobre la construcción de la línea Tutera/Bilbo, en la que aparecen tomas de la estación de Tutera y Castejón. Estas fotografías han aparecido recientemente en algunas subastas al precio de 800 euros. Además, este autor realizó fotografías de la línea Zaragoza/Altsasu, donde se puede ver, entre otras, la estación de Tafalla en 1867.

                       

De procedencia francesa, Laurent se instaló en Madrid hacia 1857 y, asociado al también fotógrafo Martínez Sánchez, recogió vistas de rincones, panorámicas de pueblos, monumentos, calles y plazas, así como de la construcción de diferentes líneas de ferrocarril. Entre sus colaboradores tuvo a un fotógrafo de procedencia vasca apellidado Goikoetxea.  

                        

En 1864, Auguste Muriel recogió en su álbum “Chemin de fer du nord de l`Espagne” treinta fotografías de los principales pueblos y estaciones de la línea Madrid-Irun, inaugurada el 15 de agosto de 1864 en Donostia, De Euskal Herria figuran ocho imágenes, entre ellas, Donostia, la isla de los Faisanes, Hondarribia, Pasaia, Errenteria, estación de Zumarraga, Olaszti y el viaducto de Ormaiztegi.

                       

También J. Froge, fotógrafo afincado en Bilbo, realizó en 1863 una imagen de la bendición de las locomotoras en la primitiva estación de Abando. La inauguración de la estación de ferrocarril Anglo-Vasco-Español en Gasteiz es una de la fotografías realizadas por Moreno que recoge este catálogo.
La única imagen que se conoce de la construcción de una estación de ferrocarril en el Estado en esta época es la realizada en 1879 por el fotógrafo gasteiztarra Pedro Martinez de Herbert y se trata de la madrileña estación de Delicias. A mediados dela década de los 60 del siglo XIX, este gran retratista se desplazo a Madrid, donde llegó a alcanzar el título de miniaturista de Cámara de la Casa Real española. Además, fue el creador de la tarjeta camafeo a partir del formato de la carte de visite.

                         


Portugalete, Donostia, Santurtzi y Gasteiz son otras de las imágenes realizadas por otros tantos fotógrafos en el siglo XIX y principios del XX recogidas en este volumen, entre los que se encuentran Guinea, Thomas (editor de postales) y Eulalia Abaitua, natural de Bilbo y que en el último tercio del siglo XIX fotografió sobre todo el mundo del caserÍo y la ría de Bilbo.

domingo, 9 de junio de 2013

Louis Camille Enlart, arquitecto y fotógrafo.


                Louis Camille Enlart nació en Boulogne-sur-Mer, en 1862. Estudia derecho y también dibujo en la Escuela de Bellas Artes de Paris y en la Escuela de Chartes. Se dedica a la enseñanza de la arqueología medieval en la Escuela Especial de Arquitectura y la Ecole du Louvre y realiza varios estudios sobre las iglesias románicas y el arte gótico en Francia e Italia. Rapidamente se da cuenta de la utilidad de la fotografía para su trabajo y es uno de los primeros arqueólogos que la utilizan. Fue nombrado así mismo director del Museo de los Monumentos franceses desde 1903 hasta su muerte en 1927. De sus viajes por Europa hoy en día se conservan cerca de 20.000 negativos repartidos en su mayoría entre Biblioteca de Boulogne-sur-Mer y el Ministerio de Cultura francés, algunas de esas imágenes están hechas hacia 1910 y se corresponden a la catedral de Baiona.

sábado, 23 de febrero de 2013

"Si dejara de verla, se moriría" exposición de Floro Azketa




El centro cultural Ernest Lluch de Donostia acoge la exposición del fotógrafo donostiarra Floro Azketa que lleva por título "Si dejara de verla, se moriría" una muestra en la que el artista donostiarra pretende adentrarse en la naturaleza y en el inconsciente de la mirada, en el hecho del mirar, nunca la vista se queda fija, siempre hay movimientos incesantes e inconscientes según su autor. 




Floro estudió fotografía entre Madrid y Barcelona, habiendo trabajado la fotografía de gastronomía, arquitectura y publicidad entre otros aspectos de la misma. Ha expuesto en numerosas galerías e instituciones como en Arteleku, Koldo Mitxelena, Galería Visor en Valencia, el MACBA y la Sala Metronom de Barcelona entre otros.

miércoles, 30 de enero de 2013

Las tarjetas fotográficas de "Ogden's Guinea Gold Cigarette"



                    En Inglaterra y desde finales del siglo XIX junto con los paquetes de cigarrillos empiezan a repartir una tarjetas que inicialmente eran de publicidad y a la vez servían de refuerzo al paquete. El siguiente paso fue imprimir otro tipo de información junto a la publicidad del producto. En 1888 aparecen en Inglaterra las primeras colecciones de tarjetas para los paquetes de cigarrillos sobre todo fotográficas de diferentes temas, coincide con una época de la expansión de la fotografía. Estas fotografías se coleccionaban en álbumes seriados. Entre otras empresas destacar “ John Player “ .                              


                 A partir de 1890 empresas como “Ogden's Guinea Gold Cigarette” producen miles de fotografías durante más de 15 años. En esa época los mayores consumidores de tabaco son los hombres  y eligen las empresas para las tarjetas fotográficas imágenes de actrices, bailarinas, deportistas, políticos,  escritores y de conflictos bélicos entre otros. 


                  Durante esos años en Inglaterra existen más de 150 compañías dedicadas a la elaboración de cigarrillos, y en su mayoría editaban tarjetas fotográficas que en algunos casos eran idénticas a las de su competidor ya que el impresor y distribuidor era el mismo. 


                  Para las tarjetas eligen fotografías de los mejores retratistas del momento, así se pueden ver retratos de Carjat, Salomon, Petit y Nadar entre otros.  En países como Francia fue también habitual la edición de estas tarjetas fotográficas pero en ámbitos tan diferentes como en los supermercados o en las tabletas de chocolate entre otros. Hubo dos grandes periodos en la producción de tarjetas de 1880 a 1900 y de 1900 a 1939. La casa “Ogden's Guinea Gold Cigarette” entre sus tarjetas fotográficas  recoge en series diferentes imágenes del violinista y compositor vasco Pablo Sarasate realizadas por el francés Pierre Petit y el inglés Walery.