Los artículos que aparecen están relacionados con fotógrafos, publicaciones e historia de la fotografía.

jueves, 21 de abril de 2011

Alejandro Landaburu , primer fotógrafo de Elorrio


Gerediaga Elkartea , en la línea de rescatar las imágenes y la memoria histórica de los fotógrafos de la merindad de Durango , publicaba un libro monográfico del fotógrafo de Elorrio , Alejandro Landaburu Elgiazu.

Nacido en 1906 , es a finales de la década de los 20 cuando se inicia en el mundo de la fotografía . De ideología tradicionalista , durante la Guerra Civil sirvió de cocinero en una compañía de transmisiones al mando del General García Valiño , aunque también realizo imágenes sobre el frente , algunas de ellas reproducidas en el libro . Una vez acabada la guerra compagina su actividad de taxista con la de fotógrafo . No tiene un comercio fotográfico , sino es en su casa donde la gente concerta los reportajes o se fotografía , ya que el estudio lo tenia en el salón . Una cortina de fondo y una alfombra , componían el atrezzo , utilizando para completar la escena una silla o taburete y si hacia buen tiempo invitaba a los clientes a posar en la terraza . Utilizó diferentes formatos , primero el gran formato en placas de cristal , para pasarse rápidamente al medio formato , utilizando para ello película . También utilizó el formato de 35 mm y fueron una Leica y una Kodak Retina sus cámaras . En la década de los sesenta editó una serie de postales de Elorrio en Blanco y Negro , coloreadas a mano y en 1965 fue ganador del “1 º Concurso internacional de arquitectura típica regional”.

Esta misma entidad cultural lleva ya publicados diferentes monográficos sobre fotografía de Abadiño , Iurreta , Berriz , Atsondo y Urkiola entre otros .

miércoles, 13 de abril de 2011

Imágenes para el recuerdo



En Euskal Herria, las primeras imágenes de un conflicto bélico son las de la II Guerra Carlista. Hemos conocido otros, conflictos bélicos en los que han tomado parte ciudadanos vascos; en algunos casos, las imágenes de estos conflictos que han llegado hasta nuestros días han sido fotografías hechas en los estudios fotográficos. En general son imágenes de recuerdo para que los más allegados tengan en la memoria s sus familiares.


De la I Guerra Carlista conocemos un ambrotipo del deportado a Cuba Belaustegigoitia, o esos refugiados vascos después de la I Guerra Carlista fotografiados en Pau por Jean Jacques Heillman. El fondo fotográfico de Agustin Gonzalez del Campillo recoge también algunas imágenes de la guerra de África en 1860.

El fondo Saenz de Tejada en Laguardia a través de una veintena de imágenes se recogen algunos retratos de los miembros de esta familia en Cuba durante el transcurso de "La Guerra de los Diez Años", también conocida como "La Guerra Grande" o el levantamiento del "Grito de Yara" que comenzó el 10 de octubre de 1868 bajo la dirección del abogado Carlos Manuel de Céspedes. En este conflicto murieron dos miembros de la familia Sánchez Salvador, Samuel y Ceferino, que aparecen en diferentes retratos realizados en la isla.

De la Guerra de Cuba en 1898, la Biblioteca Nacional de Madrid guarda una imagen del 1 Batallón del Regimiento de Navarra, cuyo autor es Ruiz de Castro.

Con respecto a la I Guerra Mundial en Iparralde, retratistas como Ouvert fotografiaron en los hospitales a heridos en algunos casos por el "Gas Mostaza" como estos de Baiona. También tenemos noticias de que el fotógrafo Jean Baptiste Samson Partarrieu, natural de Hasparren, trabajó con los hermanos Lumière, murió cuando trabajaba como reportero gráfico durante la I Guerra Mundial; viajaba en un globo aerostático realizando fotografías para los hermanos Lumière cuando un proyectil alemán derribó el globo.

Cuando terminaba la I Guerra Mundial, también el tolosarra Vélez de Mendizabal recorrió Europa fotografiando las ciudades destruidas por el conflicto; hoy en dia la familia conserva un interesante archivo fotográfico con estas y otras imágenes tomadas durante el primer tercio del siglo XX.

La revista fotografica Lux, en el año 1918 editaba un articulo que llevaba por título: "La fotografía y la guerra", afirmando que la contienda ha hecho que aumente el número de aficionados a la fotografía; entre las recomendaciones, habla de utilizar un aparato pequeño y no llevar máquinas caras, ya que se pueden inutilizar por los golpes. Habla, así mismo, de los accesorios y diferentes tipos de químicos para revelar los negativos "in situ", asi como el tipo de tomas ” Los temas no faltan en el campo de batalla: desde los bombardeos a los asaltos en masa, desde las retaguardias a los puntos de observacion; las vistas se preparan siempre variadas y nuevas.

De la guerra del Rif , autores como Alfaro, de Gasteiz, Marín, de Tudela , Martín, de Donostia, y Willy Koch, alemán pero afincado en Donostia, recogieron con su cámara imágenes del conflicto en África, y manifestaciones de protesta. Así mismo, la revista "Novedades", un semanario editado en Donostia, entre sus informaciones gráficas recogía direfentes imágenes del conflicto y fotografias de algunos de los militares de origen vasco. Hoy día, en "Kutxa Fototeka" se guardan decenas de imágenes de este conflicto.



domingo, 10 de abril de 2011

Los retratos de Pierre Petit


Pierre Petit nació en Le Var, (Francia) en 1832. Sus primeros trabajos fueron como daguerrotipista, iniciándose en el estudio del retratista Disderi, inventor del sistema fotográfico de la carte de visite. Se asoció con el fotógrafo Trinquart y fundaron la casa Photographie des Deux Mondes, donde fotografiaron, pintores, músicos, escritores y personalidades eclesiásticas entre otros. En 1862 fue nombrado fotógrafo del episcopado francés y de las órdenes religiosas; como dato curioso, en 1864 realizó más de 25.000 retratos a religiosos. Fue nombrado fotógrafo oficial de la Exposición Universal de París de 1867, realizando más de 12.000 negativos. También fue fotógrafo de la Facultad de Medicina.

Sin embargo, las imágenes más reproducidas y conocidas de este fotógrafo son las realizadas en París después del levantamiento de La Comuna.En la actualidad, este importante legado se encuentra en uno de los centros más antiguos dedicado a la fotografía y su historia: el Museo Nicéphore Niépce, situado en Chalon-sur-Saône.

Miembro de la Sociedad Fotográfica Francesa, Petit fue además fundador de una empresa de tarjetas postales. También son muy conocidas las fotografías realizadas por este retratista sobre el proceso de construcción de la Torre Eiffel o las imágenes de Balzac, Napoleón III y Víctor Hugo entre otros. La Biblioteca Nacional de París guarda entre sus fondos tres retratos hechos por Petit en diferentes épocas de la vida del compositor vasco Pablo Sarasate. También Kutxa Fototeka guarda entre sus fondos algunos de los retratos más conocidos hechos por este fotógrafo.

viernes, 1 de abril de 2011

Las imágenes de Ricardo Doliwa sobre Durango


Entre 1940 y 1950 Doliwa fotografió a su entorno, a sus vecinos, a baserritarras trabajando la tierra, a la pequeña industria, los desastres, como el producido tras los vientos huracanados de 15 de febrero de 1941; procesiones, romerías en Urkiola y hasta soldados alemanes en Durango durante el transcurso de la II Guerra Mundial.

Siempre viajaba con su cámara fotográfica y según se desprende por sus más allegados, Doliwa tenía un especial aprecio a Urkiola y al monte Saibigain.

Nació en Berlín en 1901, Doliwa trasladó su residencia a Durango en 1940 por razones de trabajo. La afición por la fotografía le vino desde muy joven, siendo su primera cámara fotográfica una Ernemann de fuelle de 6x6 fabricada en Dresde. Tras la guerra del 36 se compró una Super Ikonta, también de 6x6, después una Contax y una Leica para negativos de 35mm con tres ópticas. Los negativos los revelaba en el laboratorio fotográfico que tenía instalado en su casa. Algunas de sus imágenes fueron publicadas en libros y revistas, aunque sin que apareciera el nombre de su autor.

Realizó fotografías hasta 1965.Con textos de José María Uriarte se editó un libro y se hizo una exposición en el Museo de Arte e Historia de Durango con la obra del fotógrafo aficionado alemán Ricardo Doliwa, ahora hace unos años. Hoy en día la familia conserva su archivo de imágenes, que consta de varios miles de negativos, diaspositivas y fotografías recogidas en álbumes.