Los artículos que aparecen están relacionados con fotógrafos, publicaciones e historia de la fotografía.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Iparralde a través del objetivo de los Séeberger




Los hermanos Séeberger, Jules (1872-1932), Louis (1874-1947) y Henri (1876-1956), son originarios de una familia bávara instalada en Lyon en 1860 y en 1890 se trasladan a París. Inicialmente, una vez acabados sus estudios, los tres hermanos siguen cursos de dibujo en la escuela Bernard Palissy.

La primera generación de esta saga de fotógrafos realizó sus trabajos más importantes entre 1900 y 1925, siendo sus primeras imágenes las realizadas en París con una cámara de 13x18 adquirida por el mayor de los hermanos, Jules. La obtención de un premio fotográfico en 1898, les anima a dedicarse profesionalmente a la fotografía.


                                       

En su primera época comienzan a trabajar para editores de postales y fotografían ciudades, pueblos y monumentos del Estado francés. Realizaron así mismo reportajes con vocación histórica y documental como son las inundaciones de París de 1910 o la vida de los marinos a bordo de un barco de guerra amarrado en Toulon. Sus imágenes, sobre todo los retratos, se inscriben en la estética pictorialista, utilizando para los mismos el procedimiento de las tintas grasas; también emplean el primer procedimiento de color, el autocromo. Además, entre 1923 y 1931, realizaron una serie de fotografías entre 1923 y 1931 destinadas a la construcción de decorados de París para estudios cinematográficos de Hollywood. Tomaron imágenes de las calles, fachadas, interiores de almacenes, tiendas, hoteles, medios de transporte,... fotografían algunas poblaciones vascas como Biarritz, Angelu o Baiona, publicando algunas de estas fotos en Vu. En 1925 Jules abandona la fotografía, mientras Henri y Louis continuan trabajando para la prensa hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. 


                                        

Los dos hijos de Louis, Jean (1910-1979) y Albert (1914), abren de nuevo el estudio de sus padres en 1940. Fotografían París y su liberación, también se dedican a retratar pintores, escultores o escritores como Utrillo, Van Dongen, Cocteau, Colette y Balenciaga, entre otros. Desde 1942 a 1950 fotografían espectáculos de ópera y teatro.

En 1976 el Estado francés adquirió el archivo de estas dos generaciones de fotógrafos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario