Los artículos que aparecen están relacionados con fotógrafos, publicaciones e historia de la fotografía.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Los editores de fototipias



En la década de los 70 del siglo XIX empiezan a circular las primeras tarjetas postales. Fueron los alemanes así como los suizos y franceses los primeros impresores. Uno de los métodos más utilizados para la impresión de las tarjetas postales fue la fototipia. Este sistema de impresión de gran calidad era un procedimiento por el cual se pasaba el negativo fotográfico a una placa de cristal cubierta de gelatina. El resultado es una imagen que reproduce hasta los más mínimos detalles. Generalmente el impresor de las fotografías era así mismo el editor.

Hacia finales del siglo XIX existen en Paris, dos grandes empresas que editan postales, por un lado Lévy et fils y los hermanos Neurdein, estos dos editores que así mismo eran fotógrafos acabarían uniéndose hacia los años 20 del pasado siglo. Hoy en día la agencia Roger-Viollet de Paris guarda entre sus archivos la gran mayoría de las imágenes de Lèvy y Neurdein. Otros editores en el estado francés fueron, Bergeret (AB& C°), Tesson en Limoges (MTIL), Collas en Cognac (CCCC), Deley (ELD) en Paris, Artaud (Gaby) en Nantes y Marcel Delboy( MD) en Burdeos. En 1900 el impresor y editor Bergeret produjo 25 millones de postales, un año después 30 millones y en 1905 se une con Humblot et Helminger, teniendo ese año una producción de 90 millones de postales hechas en fototipia.

Marcel Delboy editó cientos de postales diferentes de Euskal Herria tanto de hegoalde como de iparralde. Algunos de las fotografías originales firmadas por Berillon de Baiona aparecen años más tarde en formato postal con la firma de Marcel Delboy.

En Madrid en 1890 la casa suiza Hauser y Menet, fundó una gran empresa de artes gráficas, y en 1897 , esta empresa tenía en su extenso catalogo más de 150 modelos diferentes de postales entre las que se encuentran algunas de Bilbao y Donostia, esta misma empresa en 1900 ya contaba con cerca de 600 modelos , y a partir de esa fecha otros impresores comienzan a editar sus propias tarjetas postales, como la fototipia Thomas de Barcelona que editó postales de Donostia. También impresores alemanes editaron con la entrada del siglo XX algunas postales del País Vasco como es el caso de la casa “Manes & Co” y “Purger & Co” de Munich, que trabajaron el fotocromo, compraban imágenes en blanco y negro para luego colorearlas e imprimirlas.

En 1889 la exposición mundial de París premiaba un proceso suizo para la impresión de fotografías coloreadas. Hasta ese momento las imágenes se podían ver exclusivamente en blanco y negro. A partir del proceso desarrollado por la firma suiza, Orel Fussli & Co a principios de los 90 del siglo XIX pusieron en el mercado miles de fotografías impresas en color con vistas de todo el mundo, utilizando el nombre comercial de Photoglob Zurich. Sokoa, Donibane Lohizun, Donostia, Biarritz, Hondarribia y Baiona son algunas de las poblaciones vascas que se ven reflejadas en estas imágenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario