Los artículos que aparecen están relacionados con fotógrafos, publicaciones e historia de la fotografía.

jueves, 19 de agosto de 2010

El diario fotográfico de Luis Alfonso Ortiz Bilbao



Luis Alfonso Ortiz Bilbao nació en Quito el 31 de octubre de 1903, falleciendo 85 años después en la misma ciudad que le vio crecer. Fue miembro de la Academia Nacional de Historia en Quito y Embajador del Ecuador en el Vaticano (1952-1957); así mismo fue concejal y diputado.

En el año 1948 este político y profesor universitario ecuatoriano cruza el océano y, entre otros territorios, visita Euskal Herria. De su paso por nuestra tierra deja, entre otras, imágenes de Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa.

El archivo de este prolífico fotógrafo aficionado, guardado por su familia en Ecuador, se compone de varios miles de negativos realizados en sus viajes. Según unas notas recogidas por el propio fotógrafo, las primeras imágenes las toma en 1915 con una cámara regalada por Luis Guerron: una Vest Pocket Kodak con la que, en 1927, realizaría unos albumes de fotografías de varias ciudades de Colombia, Panamá y Perú. En 1936 es desterrado a Chile donde seguirá con su afición fotográfica pero, esta vez, según él mismo: “…con otra Kodak, ya más respetable por su tamaño y calidad, (formato 6,5 x 11 cm y objetivo anastigmático f: 7,5), adquirida en 1932.”

En el año 1948 se traslada a Europa desde Quito, vía Nueva York, aterrizando en Lisboa. En este viaje, que duraría 5 meses, lleva con él su último equipamiento: una cámara Kodak réflex para formato 6x6, con una óptica f: 3,5, adquirida un año antes. Con la intención de no desperdiciar negativos, le acompaña así mismo un fotómetro Weston. En sus observaciones, Luis Alfonso Ortiz Bilbao anota que sale de Quito llevando 10 rollos Kodak 620, tipo Verichrome y Plus X; en Nueva York compra otros 50, y en Madrid adquiere 15 del fabricante Infonal y también de la marca Gevaert, además de otros 20 de la Kodak de Londres. Así mismo anota que realizó un total de 996 impresiones, utilizando para ello 83 rollos, quedaron inutilizados sólo 2 por haber repetido las exposiciones, y otra media docena más por haberse velado los bordes de los rolllos Infonal mal rebobinados. Las imágenes que tomó durante este viaje, así como las de Nueva York, Lisboa, Sintra, Madrid y otras, –entre las que se pueden ver Iruñea, su catedral, vistas con el vallado de los Sanfermines de fondo; el alto de Olagain en el valle de Larraun; la descarga de la pesca en el muelle de Donostia y su playa de Ondarreta, y la ría en Bilbo–, según anotaciones del autor, fueron expuestas a modo de ilustraciones para el diario de viaje que debía de escribir, y las circunstancias mismas en las que fueron expuestas. Estas fotografías no pretenden la calificación de artísticas.


Las imágenes realizadas por este fotógrafo aficionado –además de ser publicadas en libros, revistas y periódicos, se han expuesto, después de su muerte en 1991, en las ciudades más importantes de Ecuador: Quito, Cuenca, Guayaquil y Ambato, aunque la muestra más notable fue la organizada hace unos años por la Universidad de León, y exhibida en sus dependencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario